Existen méritos suficientes para que la Fiscalía de la Nación abra una investigación al ex presidente Alan García por el caso "narcoindultos", sostuvo el ex procurador anticorrupción Julio Arbizu, al comentar el avance de este juicio que incluye a 13 personas pero no al exmandatario.

"Lo que han dicho los dos primeros testigos (respecto al pago para las conmutaciones) confirma la contundencia de las imputaciones y pone otra vez sobre la mesa el hecho de que si condenan a las 13 personas la justicia será parcial pues ninguno de ellos tenía la capacidad para decidir", indicó.

Según Arbizu, la decisión de las conmutaciones de pena e indultos se encontraban en el "ámbito exclusivo de García" y pasaba por la opinión de sus ministros de Justicia de turno, como fue Aurelio Pastor.

Para el ex abogado del Estado, el hecho de que se haya condenado ya al primero de los implicados (Henry Cutipa) significa que nadie podrá volver a decir que acá nunca hubo algún delito formalmente.

En su opinión, los "narcoindultos" ofrecen un mensaje claro de la forma cómo se gobernó en el régimen anterior, algo que, dijo, debería tenerse en cuenta teniendo en cuenta las elecciones presidenciales 2016.

"Contravino la obligación del Estado de luchar contra el narcotráfico y por la seguridad ciudadana; por un lado el Poder Judicial condenaba a las bandas y por otro el Ejecutivo las soltaba. Fue nefasto", añadió.

Arbizu recordó que se solicitó a la Fiscalía de la Nación abrir una investigación a Alan García en tres oportunidades (dos cuando José Peláez estaba a la cabeza y una con Carlos Ramos), pero fue denegado.

"Que en el pasado estos fiscales hayan omitido abrir una investigación no es obstáculo para que ahora la Fiscalía, con un titular independiente y autónomo como Pablo Sánchez, decida hacerlo", afirmó.

"Cualquier ciudadano que rechaza la impunidad espera que las investigaciones en torno a un caso tan grave como este comprometan a todos los responsables. Confío en el buen juicio del fiscal Sánchez", añadió.

Refirió que en este caso la Fiscalía de la Nación puede proceder de oficio, o esperar una nueva solicitud de la Procuraduría o del fiscal del caso al término del actual proceso judicial.