El ex procurador anticorrupción Ronald Gamarra sostuvo que la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) sobre el caso Chavín de Huántar es justa e imparcial.

Refirió que el mencionado fallo no debe ser analizado en términos de “ganadores y perdedores”, sino como decisión argumentada e independiente.

“Ganó la justicia, ganó el sistema interamericano de protección a los derechos humanos. Creo que esta sentencia demuestra que es un tribunal independiente, imparcial. No es un nido de rojos, comunistas, sino que administra justicia dependiendo de la argumentación de las investigaciones entregadas y sobre esta base emite una decisión, nos guste o no”, señaló.

Para Gamarra, el fallo que establece que el Estado peruano debe continuar con la investigación para determinar las circunstancias de la muerte del terrorista del MRTA, Eduardo Cruz Sánchez, conocido como “Tito”, responde a un reclamo razonable. “Esta decisión es absolutamente justa desde mi punto de vista”, declaró en Canal N.

Asimismo, confirmó que la Corte IDH no ordena en su fallo que el Estado otorgue reparaciones económicas a los deudos, pero sí reintegrar las costas y gastos a la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh) al Centro por la Justicia y el Derecho Internacional, por las labores realizadas en el litigio.

“La Corte dice que se le devuelva el dinero que ellos gastaron a nivel nacional e internacional por reclamar por estos casos”, comentó.

Indicó que resultaría imposible que el Estado peruano incumpla con dicha sentencia porque se trata de un país respetuoso de las normas internacionales.