Santiago. El chileno José Miguel Insulza, quien durante 10 años ocupó el cargo de secretario general de la OEA, declaró hoy, tras retornar a Chile, tener "derecho como cualquier otro a pensar en el tema presidencial".

En entrevista con el diario "La Tercera", quien fue titular de la Organización de los Estados Americanos (OEA) hasta el pasado 22 de mayo, admitió que evaluará presentarse como candidato presidencial en las elecciones de 2017.

Sostuvo que está dispuesto a ir a una elección primaria para competir con otros aspirantes y tampoco cerró la posibilidad de aspirar a un cargo en el Senador dentro de dos años.

Dijo, no obstante, que lo primero "es ver las cosas con calma" y luego verá lo que quiere hacer, "y lo que otros quieren que haga, porque también la opinión de la gente es muy importante".

"Hay que conversar con la gente, qué es lo que la gente quiere, cómo va el mundo. Si a mí me gusta cómo se están desarrollando las cosas políticas, si creo que puedo ser aporte real y, sobre todo, si hay gente disponible para eso", indicó.  

Insulza, militante del Partido Socialista y quien cumplirá 72 años el próximo 2 de junio, también fue titular del Ministerio de Relaciones Exteriores (1994-1999) y del Ministerio del Interior (2000-2005),

Expresó que ha vuelto a Chile para dedicarse a la política, en medio de una de las mayores crisis que enfrenta el gobierno desde el retorno a la democracia en 1990, debido a los escándalos por el financiamiento ilegal a las campañas políticas en 2013.

El político se ha mostrado partidario de un cambio constitucional, como plantea el programa de gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, pero no ha estado de acuerdo con la convocatoria de una Asamblea Constituyente.  

"Lo primero es preparar una discusión sobre la Constitución y luego discutirla en un cuerpo", dijo.

Comentó que puede tratarse de una estructura elegida de manera democrática, por ejemplo, en la que participen los legisladores elegidos en 2017, "y otras personas que sean elegidas como constituyentes".

Dijo que el proyecto de la nueva Constitución "tiene que ser ratificado en un plebiscito. Hay quienes creen que se deben plebiscitar algunos temas, pero creo que esa es una discusión un poquito enredada".