La Paz. Reuniones muy reservadas se desarrollaron entre comisiones encargadas por los gobiernos de Evo Morales (Bolivia) y Michelle Bachelet (Chile) para buscar una solución a la demanda marítima realizada por Bolivia.

Así lo indica el diario El Deber que indica que los encuentros se desarrollaron entre 2007 y 2009 y en ello se avanzó en considerar un enclave en Tarapacá.

Se trata, dice el periódico, de una zona ubicada en el sur de la Quebrada de Camarones y el norte de Iquique, en que se utilizaría la fórmula de entregar un terreno de aproximadamente 28 kilómetros de costa, pero sin soberanía.

Por el lado boliviano fue el ex vicecanciller Hugo Fernández, quien lideró las conversaciones y señala que "desde el comienzo de las negociaciones se hizo saber que la propuesta tenía que contemplar el terreno para construir una ciudad, un aeropuerto, carreteras y una playa".

Explica al diario que "dejamos en claro a Chile que si bien no íbamos a discutir la soberanía en el principio, sí lo íbamos a hacer al final. Hay una norma en diplomacia: nada está acordado si todo no está acordado”.

La autoridad explicó que tanto se avanzó en las conversaciones que durante el primer semestre de 2009 una delegación de tres técnicos de Bolivia viajó de forma reservada a la provincia de Tarapacá para ver in situ las características del lugar.

“Los técnicos viajaron en un transporte regular, vestidos como personas corrientes. Los esperaron en Iquique y después se fueron en helicóptero al lugar del enclave”, recuerda al diario boliviano.

El matutino explica que las conversaciones se estancaron en febrero, cuando la cancillería dio a conocer la declaración conjunta que pretendían firmar Michelle Bachelet con Evo Morales y que el documento fue considerado ‘excesivo’ por los representantes de Piñera.