Ciudad de Panamá. El empresario y ex vicepresidente de Panamá Felipe Virzi fue arrestado por acusaciones de blanqueo de capitales y enriquecimiento ilícito durante el reciente Gobierno de Ricardo Martinelli, quien también es investigado por otro caso de corrupción en la nación centroamericana.

Virzi, de 71 años, está acusado de recibir US$10 millones en pagos irregulares por parte de la compañía ecuatoriana Hidalgo & Hidalgo, a la que el Gobierno de Martinelli (2009-2014) adelantó US$37 millones por un sistema de riego que nunca llegó a construir.

La detención preventiva se produjo la noche del miércoles tras más de 10 horas de declaración, en las que el ex funcionario dijo que era inocente de los cargos, informó la Fiscalía.

Según las investigaciones, el conocido hombre de negocios habría recibido cheques y transferencias de la firma sudamericana poco después de la adjudicación del proyecto y éste a su vez distribuyó fondos en varias cuentas particulares, una de ellas supuestamente vinculada con Martinelli.

Dos ejecutivos de la empresa sudamericana también fueron arrestados en las últimas semanas cuando intentaban salir del país, dijeron las autoridades.

Virzi es íntimo amigo del ex presidente y también empresario Martinelli, quien salió del país en enero después de que la Corte Suprema le abrió una investigación por supuesta malversación de fondos en un programa estatal de alimentos.

Segundo vicepresidente en el cuestionado Gobierno de Ernesto Pérez-Balladares (1994-1999), "Pipo" Virzi, como es conocido popularmente, se ha servido durante décadas de su gran influencia política para hacer florecer un diversificado emporio de negocios ganaderos, inmobiliarios, eléctricos y bancarios.

Su nombre también salió mencionado en el caso del ex presidente de la Corte Suprema de Justicia Alejandro Moncada, quien fue condenado en marzo a cinco años de cárcel por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito, por supuestamente prestarle al juez un millón de dólares para comprar un apartamento de lujo.