Bogotá. El presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, regresó a país, luego de una gira por varios países europeos y EE.UU., y en cualquier momento se pronunciará frente a las declaraciones del mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, quien se negó a asistir a su investidura.

Santos está invitado a Medellín a una serie de eventos conmemorativos de la Independencia de Colombia.

Allí se espera que se pronuncie, luego de que Chávez le pidiera "que se desmarque de Uribe".

La nueva tensión obedece a las recientes denuncias del Ejecutivo colombiano, según las cuales los cabecillas de las FARC están en Venezuela.

Al respecto, Chávez dijo que el presidente Álvaro Uribe “es capaz de cualquier cosa” porque “es un mafioso” y por ello no visitará Colombia.

“Nosotros no ocultamos a nadie”, aseveró, tras agregar que si “siguen con sus locuras, yo en las próximas horas voy a romper las relaciones con Colombia y eso haría muchísimo más difícil” que sean restituidas después de que Santos asuma, el próximo 7 de agosto.