Brasilia. El fallecimiento del líder cubano Fidel Castro no debería afectar el curso de la política interna de Cuba ni sus relaciones con los Estados Unidos, dijo a Xinhua el profesor Carlos Eduardo Vidigal, catedrático de historia de América en la Universidad de Brasilia.

La muerte del líder de la Revolución Cubana, a los 90 años de edad, fue anunciada por su hermano, el presidente Raúl Castro, en un comunicado divulgado la noche del viernes en la televisión estatal cubana.

Según Vidigal, la transición política en Cuba se inició a fines de la década de 1990, desarrollándose de forma gradual, de forma que la expectativa es de estabilidad tras la desaparición de Fidel.

"Creo que el impacto debe ser muy pequeño, la transición ya venía siendo preparada desde el final del siglo XX. Entonces, con el alejamiento de Fidel Castro del comando del país, ellos ya tienen una buena experiencia de gestión sin la figura del principal líder", consideró.

Con relación a las relaciones exteriores cubanas, tampoco se deberían observar grandes modificaciones, puesto que, igualmente, viven un proceso de modificación gradual, aunque puede haber un estancamiento en los avances en la relación con Estados Unidos, opinó.

"Los cambios ya vienen ocurriendo en las últimas décadas, y en ese sentido no creo que ocurra una mayor alteración", dijo Vidigal.

"Sobre las relaciones con Estados Unidos, llegó un punto difícil de avanzar, una vez que entraron tópicos innegociables para ambos. Por un lado el pedido de suspensión del embargo económico a Cuba, al que el Congreso de EEUU se resiste, o por el otro que Cuba acepte una injerencia internacional en cuestión de los derechos humanos", apuntó.

La llegada del republicano Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos no debería revertir los cambios introducidos por la administración de Barack Obama, quien realizó la primera visita de un mandatario estadounidense a la isla desde 1959, en las relaciones, indicó el experto.

"Si por un lado se llegó a un punto donde no debe haber nuevos avances en los próximos años. La posibilidad de que Trump revierta algunos de los cambios promovidos por Obama, dependerá más de las fuerzas de 'lobby' de los cubanos de Miami", dijo.

"El presidente de Brasil, Michel Temer, dijo en un mensaje divulgado en la mañana de este sábado que "Fidel Castro era un líder de convicciones (que) marcó la segunda mitad del siglo XX en la firme defensa de las ideas en las que creía".