Quito. La ministra de Justicia de Ecuador, Ledy Zúñiga, anunció este viernes que expertos venezolanos y colombianos en antropología forense llegarán próximamente al país para apoyar en las investigaciones que se realizan para resolver decenas de casos de personas desaparecidas.

El anuncio se produjo después de una reunión que mantuvo el presidente Rafael Correa, y varios ministros, con familiares de personas que no aparecen y cuyos casos están en proceso de indagación.

Los expertos se sumarán al trabajo que llevan a cabo la Fiscalía y la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión, y Secuestros (Dinasep), creada por el gobierno en diciembre de 2013.

Según la Defensoría Pública, al país sudamericano le faltan especialistas en antropología forense para analizar osamentas, que pudieran corresponder a personas desaparecidas.

En la cita, los familiares de las personas desaparecidas pidieron al mandatario celeridad en el avance de las investigaciones de unos 50 casos que están pendientes de resolución.

El mandatario mostró su preocupación por el avance de las pesquisas y sostuvo que ha habido "indolencia" por parte de funcionarios judiciales a cargo de los casos.

La situación llevó a sancionar a varios fiscales, servidores judiciales y agentes "por ineficiencia e indolencia" en la investigación de los casos, dijo la ministra de Justicia a la prensa local.

El jefe de Estado añadió que es una "prioridad" del gobierno resolver los casos de desapariciones, por lo que destacó la realización de la reunión en la que además participaron representantes del Consejo de la Judicatura, órgano de control de la Función Judicial.

"Terminamos, después de más de 6 horas, la reunión con familiares de desaparecidos. ¡Qué duro!", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter tras la cita.

Según las autoridades, de 74 casos, 50 continúan en investigación, y 24 se resolvieron. De estos, en 20 casos se encontró sin vida a las personas reportadas como desaparecidas y a cuatro con vida.

El mayor número de casos de desaparecidos corresponde a jóvenes.

"Existen casos que superan hasta 20 años de desaparición, el trabajo coordinado ha permitido que varios se resuelvan", apuntó la ministra de Justicia.

Agregó que "la atención a familiares de desaparecidos es integral, no solo en el ámbito legal sino psicológico y social".