Norberto Oyaribe, juez federal de Argentina que investiga el presunto atentado contra el expresidente Álvaro Uribe, señaló que el artefacto explosivo encontrado en el Teatro Gran Rex en Buenos Aires, tenía “una capacidad lesiva importante” y pudo haber causado pánico si hubiera explotado, indicó en diálogo con Caracol Radio

“Ustedes se podrán imaginar, los vidrios estallando, cortándose el circuito de luz y el estado de conmoción de la gente”, puntualizó Oyaribe.

En su diálogo con la cadena radial agregó que la carga explosiva estaba colocada en el segundo piso del teatro, "en este sitio el expresidente iba a hacer un coctel" este artefacto tenía la capacidad de estallar vidrios e interrumpir el fluido eléctrico, agregó el juez federal argentino.

Asímismo el juez señaló que hay versiones encontradas con relación a la capacidad destructiva que tenía el artefacto hallado por el personal de aseo del teatro, e indicó que la Policía de argentina le restó importancia al hecho por lo que quedó “en estado de confusión que perdura hasta este momento” e indicó o “me engañaron a mí o a la Ministra de Seguridad argentina”.

Se declaró extrañado con la versión según la cual el artefacto que iba a detonar en el Teatro Gran Rex en el momento en que interviniera el expresidente Uribe era una simple "bomba de aturdimiento" mientras que a él le habían dicho que tenía capacidad destructiva.

Oyarbide destacó que el director de la Policía Nacional, General Oscar Naranjo sea el encargado del gobierno colombiano para investigar este caso.

El juez agregó que se está adelantando un cotejo de huellas para determinar pistas que lleven a los responsables de las personas que ubicaron este artefacto explosivo, puntualizó en su diálogo con Caracol Radio.