El ex guerrillero Sergio Apablaza continuará en libertad en Argentina a la espera de que se defina su extradición a Chile en ese país, de acuerdo a una resolución entregada este martes por el juez federal Claudio Bonadio.

El magistrado citó a Apablaza a los tribunales federales y le notificó que seguirá en libertad, pero con prohibición de salida desde Argentina, y con la obligación de presentarse en el juzgado una vez por semana, de acuerdo a La Tercera.

Apablaza Guerra se presentó en el juzgado federal acompañado por su abogado Rodolfo Yanzón, quien agregó que “en Chile no hay posibilidad de que se respeten sus derechos”, de acuerdo a Clarin

El profesional agregó que el deseo de Apablaza es regresar a Chile, pero que su representado desea que no se generen persecusiones políticas en su contra en su país de orígen.

Reacciones. La decisión generó reacciones en representantes chilenos.

El senador de la Unión Demócrata Independiente (UDI) -uno de los partidos políticos del oficialismo chileno-, Jovino Novoa, sostuvo que si Argentina no concede la extradición de Apablaza, “sería una ofensa grave a Chile”.

Novoa agregó que existen “legítimas razones para estar inquietos y tenemos todo nuestro derecho de decir en forma clara y categórica al gobierno argentino que lo que procede es precisamente dar la extradición”.

Mientras, el presidente de la UDI y también senador, Juan Antonio Coloma, consideró que la no extradición de Apablaza sería “un gesto inamistoso” del gobierno argentino, y “claramente resentiría las relaciones diplomáticas de ambos países”.

Las declaraciones de Coloma, sin embargo, provocaron un rechazo categórico del presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Marcelo Díaz (Partido Socialista). El parlamentario criticó que Coloma advirtiera, en una carta dirigida a la presidenta Cristina Fernández, que este caso podría determinar las relaciones bilaterales, de acuerdo a La Segunda.

En esa línea, aclaró que “la presión de Coloma y de un grupo de personeros UDI, al embajador de Argentina en nuestro país (Chile), en ningún caso representan a todos los sectores políticos, como han querido enfatizar. Existen mecanismos formales para este tipo de gestiones, por ejemplo, una declaración del Parlamento".

Apablaza, ex líder guerrillero del Frente Patriótico Manuel Rodríguez -movimiento subversivo que fue el más férreo oponente a la dictadura de Augusto Pinochet-, es acusado de participar del asesinato del senador chileno de la UDI, Jaime Guzmán en 1991.

Decisión política del gobierno argentino. Pese a que la Corte Suprema de Argentina dió luz verde a la extradición de Apablaza, existen versiones que apuntan a que el gobierno argentino se inclinaría, finalmente, por darle al ex frentista la calidad de refugiado político, algo que es pedido por organizaciones de DD.HH. cercanas a los Kirchner.

Dicha posibilidad ha generado intranquilidad en el gobierno de Sebastián Piñera, mandatario que durante una reciente visita a Santiago de la presidenta Cristina Fernández, le solicitó a la jefa de Estado interceder para que las autoridades argentinas extraditen a Apablaza. 

El juez argentino Claudio Bonadio envió un oficio al poder Ejecutivo de su país -de quien depende el Comité de Elegibilidad para Refugiados Políticos- para consultarle si tiene previsto en su agenda tratar el caso, ya que la Corte Suprema falló a favor de extraditarlo para ser juzgado por el asesinato del senador Guzmán, pero el gobierno aún evalúa si lo acepta como refugiado.

Una vez que el poder Ejecutivo de Argentina sea notificado de la decisión de la Corte Suprema de ese país, empezará a correr un plazo de diez días hábiles para que el primero decida si le da o no refugio político a Apablaza Guerra.