Las empresas instaladas en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), en el oeste de Cuba, podrán contratar de forma directa a personas extranjeras no residentes en la isla, informó hoy el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

En una resolución difundida este viernes, el organismo estatal indicó que el personal foráneo podrá cubrir hasta el 15% del total de trabajadores contratados por concesionarios y usuarios en la ZEDM.

La normativa precisó que, en casos excepcionales, el MTSS podrá aprobar porcentajes superiores al 15% para casos "puntuales y justificados".

Puntualizó, además, que estas "personas pueden permanecer y trabajar en el país, cumpliendo las disposiciones migratorias, fiscales y laborales vigentes".

Hasta la fecha, el régimen especial laboral que se otorga a la ZEDM fijaba que los "trabajadores que laboren en la Zona deben ser, como regla general, residentes permanentes en Cuba, ya sean cubanos o extranjeros".

También determinó que los empleados con nacionalidad de otros países pueden ocupar "cargos de dirección o determinados puestos de trabajo de carácter técnico, previa aprobación de la autoridad competente".

La ZEDM, ubicada 45 kilómetros al oeste de La Habana, fue inaugurada en 2013 con el propósito de convertirla en la principal puerta de entrada y salida del comercio exterior de Cuba.

En el lugar se instaló una moderna terminal de contenedores, con capacidad y prestaciones para la operación de buques de la generación Súper-Post-Panamax.

En la actualidad, la ZEDM cuenta con 19 proyectos empresariales aprobados para su instalación y ya hay siete empresas en operaciones, de los sectores de la biotecnología y la farmacéutica, el financiero y bancario, así como la industria de materiales de la construcción, según cifras oficiales.