El ex canciller de Uruguay, Reinaldo Gargano, murió este martes a los 78 años, confirmó en un comunicado el Partido Socialista (PS), sector político que presidía.

Gargano sufrió una hemiplejía hace un año y medio que lo obligó a iniciar un proceso de rehabilitación en una clínica de Buenos Aires (Argentina).

Hasta este mediodía no había trascendido la causa del deceso.

Gargano se desempeñó entre 2005 y 2008 como ministro de Relaciones Exteriores del presidente Tabaré Vázquez que encabezó la primera administración de la coalición izquierdista Frente Amplio (FA).

Como jefe de la diplomacia uruguaya fue crítico del interés de Vázquez de firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, negociaciones abortadas en 2007.

Además, fue protagonista del diferendo con Argentina por la planta de celulosa de la ex Botnia (hoy UPM), denunciada por el país vecino por supuesta contaminación ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

La CIJ, con sede en La Haya, descartó que la industria contamine aunque observó que Uruguay se salteó aspectos formales para permitir su instalación en el río limítrofe homónimo.

Nacido el 26 de julio de 1934 en la ciudad de Paysandú (noroeste), Gargano comenzó a militar en la década de los 50 en el PS, uno de los sectores fundadores del FA en 1971.

Tuvo una destacada actuación sindical en la Asociación de Funcionarios Judiciales y participó de la creación de la Convención Nacional de Trabajadores (CNT) en 1966.

Durante el gobierno militar (1973-1985), que persiguió a los militantes de izquierda, se exilió en España para luego retornar en 1984, cuando fue electo senador ininterrumpidamente hasta 2009.

Entre 1984 y 2000 fue secretario general del PS y su presidente desde 2001 hasta su fallecimiento.

La muerte de Gargano coincide con la fecha del 42 aniversario de la fundación del FA, que esta noche realizará un acto en el balneario Costa Azul (sur).