Lima, Andina. La ministra de Relaciones Exteriores, Eda Rivas, afirmó que el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que fija la frontera marítima entre Perú y Chile, no necesita "ningún tipo cambio" para su ejecución.

"El fallo para ser obligatorio no necesita ningún tipo de cambio; el Perú ha dicho en la corte que es respetuoso del derecho internacional; si hubiera algo que nosotros tuviéramos que cambiar, somos absolutamente soberanos para hacerlo", indicó en declaraciones a la prensa.

Recordó que "el fallo es de obligatorio cumplimiento desde que se termina de leer" y, en ese sentido, confirmó que se han enviado dos buques de la Marina de Guerra para realizar investigaciones en el mar otorgado al Perú por la CIJ.

"Así que por supuesto ya estamos yendo a estudiar un poco esas áreas para que después el Ministerio de Producción pueda definir el tema de las cuotas pesqueras, y se defina cuáles son las riquezas de ese mar que nos ha tocado", subrayó al recalcar la inmediatez de la ejecución del fallo.

Según dijo, con el fallo de La Haya, el Perú cierra una etapa referida a la delimitación de sus fronteras, por lo que se debe mirar al futuro de manera positiva y buscar el desarrollo de ambos países.

Reiteró, además, que el presidente Ollanta Humala y sus ministros tienen "un compromiso muy grande" con el desarrollo de ciudades fronterizas, como Tacna, donde un sector de la población considera que el fallo de la CIJ no ha favorecido los intereses de los pescadores locales.

"Ese es el destino, eso es lo que tenemos que hacer, mirar al futuro, pensar en positivo y en buscar desarrollar a nuestros pueblos", puntualizó tras participar en la ceremonia de la entrega del fallo de la CIJ al presidente Ollanta Humala, en Palacio de Gobierno.

El agente peruano ante la CIJ de La Haya, Allan Wagner, acompañado del equipo jurídico peruano, entregó en la víspera el fallo al presidente Humala.