El Observador de Uruguay. Los anuncios del presidente argentino Mauricio Macri, entre los que se prohíbe a los familiares de ministros trabajar en dependencias del Poder Ejecutivo, tuvieron efecto inmediato pese a que aún no se publicó el decreto que ordena la medida.

Según informó el diario La Nación, ya son cinco los familiares que dejaron su cargo de manera oficial.

Entre las primeras renuncias están las de las dos hermanas del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quien se vio afectado por un escándalo la semana pasada cuando se difundió un audio de Whatsapp en el que echaba e insultaba a su empleada doméstica; así se supo que la mujer había trabajado en negro durante tres años. 

Mariana Triaca dejó la presidencia del Banco Nación, donde había asumido como directora en diciembre del año pasado; Lorena Triaca, mediante una carta, renunció a su cargo directora de Asuntos Externos de la Agencia Argentina de Inversiones, informaron fuentes oficiales a La Nación.

Pero la lista de familiares que deberían renunciar luego del anuncio de Macri es más larga. Incluye a allegados del jefe de Gabinete, Marcos Peña; del ministro de Turismo, Gustavo Santos; de Seguridad, Patricia Bullrich; de Defensa, Oscar Aguad; del Interior, Rogelio Frigerio, entre otros.

Entre las primeras renuncias están las de las dos hermanas del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quien fue el centro de un escándalo la semana pasada

Según supo Infobae, lo mismo sucederá con la esposa del jefe de la cartera de Trabajo, María Cecilia Loccisano, quien es subsecretaria de Coordinación Administrativa hace diez años. El portal pudo confirmar que dejará su cargo cuando el decreto se haga efectivo.

Hijos y yernos. Otro que anunció que tomará la misma decisión es el ministro de Turismo, Gustavo Santos, quien ya no contará con los servicios de su hijo, Matías Agustín Santos, como jefe de asesores de gabinete. El funcionario dijo al diario cordobés La Voz del Interior que acompañará la decisión de Macri y cumplirá al pie de la letra lo que disponga el decreto presidencial.

Rodrigo de Loredo, yerno del ministro de Defensa, Oscar Aguad, también decidió dejar su cargo como presidente de la empresa satelital estatal ARSAT.

Pero la lista de familiares que deberían renunciar luego del anuncio de Macri es más larga. Incluye a allegados del jefe de Gabinete, Marcos Peña; del ministro de Turismo, Gustavo Santos; de Seguridad, Patricia Bullrich; de Defensa, Oscar Aguad; del Interior, Rogelio Frigerio, entre otros.

Como parte de su programa de ajuste en la estructura estatal, el mandatario dijo el pasado lunes en un acto en la Casa Rosada que reducirá uno de cada cuatro cargos políticos del Poder Ejecutivo (un 25% de los puestos), y señaló que "los familiares de los ministros no van a poder ser parte del gobierno", sin aclarar si los que están en funciones serán echados ni cuándo comenzará a regir la norma.