Buenos Aires. “Porque creemos que el hambre puede y debe ser erradicada, fuimos la primera región en asumir este objetivo”, señaló José Graziano da Silva, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, durante la reunión de ministros de agricultura de la XXXII Conferencia Regional de la FAO para  América Latina y el Caribe.

En su discurso, Graziano hizo un llamado a los países para reafirmar su compromiso con la erradicación del hambre a través de la Iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre 2025, que ha recibido el apoyo de todos los países de la región desde su creación en 2005.

“Esta Iniciativa pertenece a los países y debe ser abrazada por los gobiernos, parlamentos, el sector privado, la sociedad civil y la academia, porque la lucha contra el hambre no puede ser solo el compromiso de un gobierno; tiene que ser una decisión tomada por toda una sociedad”, señaló Graziano, que presentó a la Conferencia Regional el trabajo de priorización que está realizando la FAO para enfrentar los desafíos mundiales.

“Creo que América Latina está en condiciones para que aquellos países que tienen más potencial financiero, de innovación y tecnología puedan trabajar de forma más solidaria con sus vecinos para lograr un proceso de inclusión”, señaló el ministro de Agricultura de Argentina, Norberto Yahuar, haciendo énfasis especialmente en la atención que los gobiernos deben prestar a los pequeños productores rurales.

La Conferencia Regional es el máximo órgano rector de la Organización en la región y reúne a los gobiernos de América Latina y el Caribe, el sector privado y la sociedad civil, desde el 26 al 30 de marzo, en Buenos Aires, Argentina, para fijar las prioridades que seguirá la FAO durante los próximos dos años.

“Los países de la región han adquirido una importancia creciente en los últimos años debido a las tasas de crecimiento de sus economías, impulsando la actividad económica global en un contexto de crisis”, señaló el vicecanciller de Argentina, Eduardo Zuain.

“Esta es una oportunidad única, que debemos aprovechar para trabajar conjuntamente, y con la FAO, para encontrar soluciones concretas a los temas que se han venido debatiendo en la Conferencia”, agregó.