El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), José Graziano da Silva, entregó al Perú un diploma de reconocimiento por lograr anticipadamente el objetivo de reducir a la mitad el porcentaje de personas que padecen hambre y en la misma proporción el número de personas con desnutrición.

El Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM1) se planteó reducir a la mitad el porcentaje de personas que padecen hambre para 2015, mientras que la Cumbre Mundial de la Alimentación tiene como meta reducir a la mitad el número de las personas con desnutrición.

La distinción tuvo lugar en el acto especial de “Finalización de la Ronda de ODM: Reconocimiento de los Logros en la Lucha contra el Hambre”, realizado en Roma el 7 de junio.

Fue recibido por la embajadora del Perú en Italia, Eda Rivas.

En la ceremonia se distinguió a un total de 72 países que cumplieron el Primer Objetivo del ODM1; de los cuales 29 cumplieron la doble meta, por lo que la FAO calificó el hecho como “progresos verdaderamente extraordinarios”.

Por otro lado, el director de dicha institución precisó que 216 millones de personas se libraron del hambre desde 1990, pero quedan 800 millones que aún sufren de subalimentación crónica.

La directora ejecutiva del PMA, Ertarin Cousin, en tanto, indicó que cada país ha tenido un método distinto, sin embargo hay elementos comunes como la seguridad, la voluntad política, el estado de derecho, el incremento de la producción agrícola de los pequeños agricultores, entre otros, que han sido fundamentales para lograr la meta.

Finalmente, el director general precisó que este año marca el fin de los Objetivos de Desarrollo del Milenio que serán reemplazados por los Objetivos de Desarrollo Sustentable que han fijado el objetivo de erradicar el hambre totalmente.