La Habana. Las FARC pidieron este lunes a la Iglesia católica colombiana que siga las orientaciones del papa Francisco en favor de los diálogos de paz que se desarrollan en La Habana y criticó que hay algunos obispos en el país suramericano que "disparan" contra ese proceso.

"El Papa no dice jamás que se agilice (el proceso de paz). El Papa dice que ojalá esto llegue a feliz término", apuntó este lunes el portavoz del grupo rebelde "Ricardo Téllez" (alias de Rodrigo Granda) en declaraciones a periodistas previas a otra sesión de conversaciones con los negociadores del gobierno colombiano.

Asimismo, dijo que espera que la Iglesia católica colombiana "tome en cuenta estas orientaciones del Papa" porque hay también obispos que "disparan contra el proceso, a pesar de que otros efectivamente están apoyándolo con alma, vida y corazón".

La guerrilla también agradeció al Sumo Pontífice la referencia que hizo al conflicto colombiano durante la conversación que mantuvo con la canciller colombiana, María Ángela Holguín, en el Vaticano, donde asistió el domingo a la ceremonia de canonización de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II.

Según refirió el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, el papa Francisco le envió un mensaje en el que le pide perseverar en el proceso para buscar la paz para Colombia.

Las delegaciones del gobierno de Santos y del grupo insurgente desarrollan actualmente la ronda 24 de negociaciones en La Habana, su sede permanente, centradas desde hace seis meses en el tema de las drogas ilícitas y el narcotráfico, tercer punto de la agenda pactada.

En ese sentido, el portavoz de las FARC dijo que ese grupo tiene "la mayor voluntad" en llegar a un acuerdo en ese punto y que ve también una disposición "favorable" en el Gobierno, pero señaló que el tema es "complejo" porque no solo atañe a los colombianos, sino también exige la corresponsabilidad de las grandes potencias que consumen la droga.

Los insurgentes también manifestaron su apoyo y consideraron que es "justa" la huelga nacional convocada por algunos sectores agrarios que reclaman soluciones a sus problemas y el cumplimiento de los acuerdos que pusieron fin a las protestas del año pasado.

A la jornada de diálogos de este lunes se incorporó el jefe de la delegación del Gobierno, el exvicepresidente Humberto de la Calle, quien estuvo ausente al principio de este ciclo debido a una intervención quirúrgica ambulatoria, según explicaron integrantes de su equipo.

El gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) comenzaron en Cuba en noviembre de 2012 un proceso de paz que busca poner fin al conflicto armado que vive el país desde hace más de medio siglo.