El comandante de las Fuerzas Militares, almirante Édgar Cely, en entrevista este lunes de la alianza de El Espectador, Noticias Caracol y Caracol Radio confirmó que las Farc y el Eln continúan haciendo presencia en Venezuela.

Aunque prefirió no ahondar en la actual situación de esas guerrillas en el vecino país, señaló que sí están ahí.

“En términos de manejo esto está siendo llevado por el señor presidente Juan Manuel Santos y la Cancillería”, aseguró.

Y alertó que lo que se mostró a finales del gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez “se mantiene”.

"Por orden de 'Cano', Farc están reclutando en universidades y colegios"

De otro lado, habló de la nueva situación de las Farc y las estrategias de reclutamiento a las cuales están acudiendo.

De acuerdo con fuentes de seguridad, la guerrilla utiliza la frontera con Venezuela y otros países como Ecuador, Brasil y Panamá, para eludir una ofensiva militar que los ha debilitado con la muerte de varios de sus comandantes y la deserción de miles de combatientes.

El alto oficial confirmó que la guerrilla está entrando a las universidades y los colegios con sus milicias urbanas a poder acudir al reclutamiento de los jóvenes estudiantes.

En ese sentido, señaló que desafortunadamente las Farc “se creen el Robín Hood de Colombia, pese a cometer acciones en contra de la población civil”, y muchos estudiantes se dejan convencer con ese discurso.

“De manera alegre e injusta involucran los jóvenes”, aseguró Cely este lunes con mucha preocupación.

‘Alfonso Cano’ salió de su madriguera. De otro lado, el comandante de las Fuerzas Militares prefirió no entregar detalles de las actuales condiciones en las cuales permanece el jefe de las Farc, ‘Alfonso Cano’, al considerar que “inteligencia compartida, inteligencia perdida”.

Aún así, señaló que en la persecución al líder guerrillero se ha dado “una operación que ha exigido información muy detallada de inteligencia”

“Lo tenemos moviéndose y lo sacamos de su madriguera…se requiere de frialdad e ir analizando para ir acomodando la tropa”, aseguró.

En igual sentido, Cely indicó que “las Farc en sus acciones simplemente están empleando un sistema que les permite sobrevivir…son un grupo anacrónico que se ha venido a menos de manera progresiva y que debe tener una culpa en ellos mismos por haber despilfarrado tantas oportunidades de salir del camino de la violencia”.

Utilizan a la población civil. Igualmente, el alto oficial relató cómo las Farc "desde hace mucho tiempo" utilizan a los civiles y sus viviendas para no combatir y evitar que mueran en combate con las Fuerzas Militares.

“Entran a una casa y sacan a unos niños y mujeres con sabanas blancas…utilizan a la población para protegerse en una operación militar y si fueran combatientes no sacarían niños y mujeres para utilizarlos de escudo”, manifestó.

El mensaje a los secuestrados. Cely también en el diálogo de los medios habló de la situación de los secuestrados y los operativos que se está adelantando para permitir su liberación.

“Los secuestrados deben ser muy fuertes. Aunque esa condición agobia deben ser fuertes mentalmente y físicamente; no se deben dejar arrodillar y deben aguantar”, aseguró.

“No los hemos olvidado…siempre esperamos operaciones que puedan terminar con su rescate peor sin poner en riesgo su vida y en cualquier momento pudiera darse algo”, agregó.

Figura de Chávez. En medio del proceso de restablecimiento de las relaciones, el presidente venezolano Hugo Chávez, acusado por la oposición y políticos colombianos de tener nexos con las FARC y el ELN, se comprometió a no permitir que la guerrilla se refugie en su país.

El mandatario venezolano, un militar retirado que dice liderar una revolución socialista a favor de los más pobres, ha dado muestras de ese compromiso al capturar y deportar a Colombia a algunos miembros de la guerrilla colombiana.

De acuerdo con fuentes de seguridad, la guerrilla utiliza la frontera con Venezuela y otros países como Ecuador, Brasil y Panamá, para eludir una ofensiva militar que los ha debilitado con la muerte de varios de sus comandantes y la deserción de miles de combatientes.

Colombia y Venezuela comparten una frontera terrestre de 2.219 kilómetros, en la que existe presencia de guerrilleros, bandas criminales conformadas por antiguos paramilitares de ultraderecha y contrabandistas de combustibles y vehículos.

* Con información de El Espectador y Reuters.