Ciudad de México, Andina. El presidente de México, Felipe Calderón, advirtió este viernes a la delincuencia organizada que cuanto más violentas sean sus acciones "más enérgica" será la respuesta, después de una serie de secuestros de trabajadores en el estado de Michoacán.

Cinco repartidores de guías telefónicas desaparecieron este martes en la región de Apatzingán, mientras que en días pasados habían sido secuestrados y luego liberados nueve encuestadores de opinión, en una región con fuerte presencia de los cárteles del narcotráfico, mencionó DPA.

"Yo sé que esta es una zona muy complicada, pero mientras más violentos sean los criminales y más se metan con la gente, intimidándola, extorsionándola o secuestrándola, más duro tenemos que enfrentarlos", dijo Calderón en la inauguración de una carretera en el municipio de Susupuato de Michoacán, en el oeste del país.

Calderón se refirió sólo al caso de los encuestadores e indicó que "afortunadamente, qué bueno, fueron liberados". Sin embargo, dijo que no se pueden tolerar hechos de esta naturaleza y que grupos criminales se apoderen de calles y pueblos.

"Las comunidades son nuestras, no son de los señores, no son de los criminales, tienen que entender que exigimos respeto para la gente y tenemos que hacer valer ese respeto con la fuerza pública", expresó.

Después del secuestro de los nueve encuestadores, ocurrido entre el sábado y el lunes, en Michoacán están ahora desaparecidos cinco empleados del directorio telefónico comercial Sección Amarrilla, que habían viajado a distribuir las guías.

"Tenemos cinco personas desaparecidas en la región de Tepalcatepec, que está cerca de Apatzingán", informó un portavoz que pidió anonimato. Su camión apareció abandonado.

El sábado habían desaparecido en la misma región seis encuestadores de la empresa de opinión pública Consulta Mitofsky, y el lunes se perdió el contacto con otros tres, de la empresa Parametría.

Los nueve aparecieron sanos y salvos el miércoles, después de que las empresas se movilizaran para dejar en claro que eran realmente encuestadores y en medio de un fuerte operativo de búsqueda. Sin embargo, no se informó qué grupo los tuvo retenidos.