México D.F. El presidente de México, Felipe Calderón, llamó al Congreso a resolver pronto la Ley de Seguridad Nacional para dar claridad y nitidez a las tareas del Ejército y su misión institucional.

Calderón pidió que “se analice, discuta y resuelva, en un sentido o en otro, pero ya, el tema de la seguridad interior”.

Asimismo pidió a los parlamentarios destrabar las iniciativas que hay en el Congreso sobre seguridad como la cadena perpetua para los secuestradores que mutilen o asesinen a sus víctimas, y que tipifica delitos hasta ahora no especificados en México, que se relacionan con el crimen organizado, dijo Milenio.

El jefe de Estado de México enfatizó que la terea de seguridad pública que encabezan las fuerzas armadas es a largo plazo.

En este sentido aclaró que no hay una retirada de los militares en Ciudad Juárez, porque continuarán respaldando a las autoridades civiles y vigilando instalaciones estratégicas en la frontera con Estados Unidos.

Calderón afirmó que “esta es una batalla de largo plazo que vamos a ganar, pero que implica costos de tiempo, de recursos y de vidas que estamos dispuestos a enfrentar con el objetivo de ver a nuestro México como un país plenamente seguro y desarrollado”.

Explicó que lo que está sucediendo en Ciudad Juárez es una transición paulatina del mando, sin embargo puntualizó que “esto no implica que el Ejército se retire de Juárez. Ellos, los militares, las fuerzas federales, las armadas seguirán ahí, respaldando precisamente a las civiles, acudiendo a los operativos a los que sean llamados como respaldo de la fuerza civil, vigilando entradas y lugares críticos y estratégicos de Ciudad Juárez, la frontera, el aeropuerto”.

El presidente mexicano asistirá en Washington a la Cumbre de Seguridad Nuclear que se inicia el próximo lunes.

También la próxima semana está previsto que la primera dama de EE.UU. visite México.