En un acto proselitista en apoyo al candidato del PAN a la gubernatura de Nuevo León, Felipe de Jesús Cantú, el ex mandatario Felipe Calderón Hinojosa cuestionó aquellos perfiles “carismáticos” y “broncos”, los cuales, consideró, terminan siendo gobiernos autoritarios.

El ex presidente dijo que el cambio honesto que representaba Acción Nacional era un cambio responsable, con orden y con legalidad para esa entidad del norte del país.

Y es que Calderón argumentó que una alternativa en Nuevo León estaba vendiendo la idea de desorden, de ruptura y, desde su punto de vista, hasta de ilegalidad.

Felipe Calderón manifestó que ese cambio ofrecido por otros podría ser de violencia, de rompimiento institucional y que era el peor mal que tienen algunos pueblos de América Latina.

“¿Qué pasó en Venezuela? También Chávez era muy carismático, también Hugo Chávez era muy bronco, también Hugo Chávez era muy echador y sacalepunta, ¿no? Pero llega ese tipo de perfiles y termina siendo de gobiernos autoritarios que reprimen, que se corrompen, que son ineficientes y que meten a la cárcel a sus opositores”, cuestionó Calderón, sin nombrar de manera directa al candidato independiente al gobierno de Nuevo León, Jaime Rodríguez, conocido como El Bronco.

Insistió en que ésa no podía ser la alternativa para Nuevo León y tras indicar que por supuesto debía haber cambios en la entidad, indicó que éstos deben provenir de una “opción de cambio honesto” y allí incluyó al abanderado de su partido, Felipe de Jesús Cantú Rodríguez.