El ex presidente del Gobierno español, Felipe González, pidió este sábado abrir un espacio de diálogo con el gobierno de Argentina tras la decisión de la Casa Rosada de nacionalizar la empresa YPF, filial de Repsol, pero sin perder la firmeza.

Según dijo, ese espacio debe buscar recuperar el “diálogo, la confianza y la cooperación” entre ambos países.

No obstante, González mencionó que España debe atender jurídica y políticamente a Repsol, porque la expropiación carece de fundamento.

El ex gobernante consideró que este tema podría acarrear una “escalada de discursos nacionalistas” y subrayó que los ciudadanos argentinos tampoco deben pagar por los errores o aciertos del gobierno de la presidenta Cristina Kirchner.

González mencionó que Argentina es un “país hermano” de España, razón por la cual abogó por mantener buenas relaciones y resolver los conflictos.

"Hay que abrir un espacio de recuperación del diálogo, de la confianza y de la cooperación, sin perder la firmeza. Los discursos de pecho de lata imperial no me gustan, lo diga quien lo diga", dijo en declaraciones que reproduce Europapress.

Boudou defiende la decisión. El vicepresidente de Argentina, Amado Boudou, defendió este sábado la decisión de expropiar el 51% de las acciones de YPF al declarar que "las decisiones de la República se toman en la Casa Rosada y son para el conjunto de los argentinos".

Boudou formuló declaraciones esta tarde al inaugurar un stand de Presidencia de la Nación en la Feria del Libro, junto al jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina.

Con información de Télam y Agencia Peruana de Noticias