Toronto. El enfoque de Europa en el recorte del déficit es "absolutamente equivocado", dijo la presidenta de Argentina Cristina Fernández, citando la experiencia de su país con los planes de austeridad, que según dijo, contribuyeron a la masiva cesación de pagos del 2001.

En una entrevista con Reuters el sábado, Fernández advirtió sobre los planes de varias naciones europeas, diciendo que Argentina también había recortado salarios de trabajadores del sector público para ordenar sus finanzas.

"Todo terminó en la implosión y en el default", dijo Fernández, quien se encuentra en Toronto para un encuentro de los líderes de muchas de las principales economías del mundo.

El Grupo de los 20 intenta alcanzar un consenso sobre el ritmo de la reducción de los déficit fiscales, además de cuál es la mejor forma para proteger a los bancos a fin de que puedan soportar cualquier nuevo declive, y cómo armonizar las reformas de las regulaciones financieras.

Los problemas de la deuda de Europa han llevado a países como Grecia y España a adoptar dolorosos recortes de gastos y son un recordatorio de que cuando los mercados pierden la fe en la capacidad de los gobiernos para contener el gasto, el costo del financiamiento sube y los países se ven obligados a ajustes fiscales más rápidos y más duros.

Pero Fernández dijo que los recortes de gastos en Europa perjudicarían al crecimiento económico, reduciendo los ingresos de los gobiernos y afectando la capacidad de los Estados para pagar sus deudas. "El enfoque es absolutamente equivocado", dijo.

Antes del incumplimiento de pagos de Argentina, la economía del país estaba en medio de una recesión y el gobierno implementó una serie de medidas de austeridad para limitar el gasto público, incluyendo recortes de salarios estatales y de pensiones, y alzas de impuestos. Eso, sostienen muchos, sólo profundizó los problemas económicos del país.

La crisis eventualmente provocó una dura devaluación cambiaria y un incumplimiento de pagos de la deuda récord, de 100.000 millones de dólares, y dejó un desempleo de un 25 por ciento en Argentina.

Fernández también sostuvo que la economía de Argentina crecerá más de 5 por ciento este año, y que el país siente que no es importante regresar a los mercados de capitales internacionales después de su reciente canje de deuda con acreedores afectados por el incumplimiento de pagos del 2001.

El G20 abarca a dos tercios de la población mundial. Incluye a Australia, Argentina, Brasil, Indonesia, Japón, México, Rusia, Corea del Sur, Arabia Saudita, Sudáfrica, Turquía, las economías europeas grandes, Estados Unidos y Canadá.