Asunción. El presidente paraguayo, Fernando Lugo, confirmó el martes que sí asistirá esta semana a la cumbre de mandatarios del Mercosur tras el fin de un conflicto portuario con Argentina que afectó al comercio exterior de su país.

Paraguay había condicionado su presencia en el encuentro, que se realizará el 16 y 17 de diciembre en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú, a la solución definitiva del conflicto entre obreros marítimos argentinos y navieras paraguayas, que dejó a unos 7.000 contenedores parados en el país vecino.

"Sí voy a asistir, se arregló el conflicto y tengo una agenda importante para desarrollar", dijo Lugo a periodistas.

Durante la cumbre, Paraguay recibirá la presidencia temporal del bloque que integra junto a Argentina, Brasil y Uruguay.

El mandatario también confirmó que se reunirá con su par de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, y la presidenta electa, Dilma Rousseff.

El conflicto portuario se desató semanas atrás cuando el sindicato argentino, que reclama que los obreros navieros de Paraguay tengan condiciones de trabajo similares, paralizó los cargamentos con conexión con el país mediterráneo, según denunciaron empresarios paraguayos.

El Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) anunció este lunes el fin de la medida cuestionada por Paraguay, tras una reunión con autoridades argentinas.