El ex presidente, Fernando Lugo, dijo en la entrevista que durante los tres años, diez meses y siete días que duró su gobierno, en el Parlamento hablaron de juicio político, debido a que el Paraguay es un país impredecible.

También comentó que Federido Franco trató de comunicarse en reiteradas oportunidades con él, para que lo ayude a levantar los problemas internacionales que se dieron cuando lo destituyeron, pero nunca le atendió.

En otra parte dijo que se sometió al proceso del juicio político, pero aclaró que no le dieron el derecho a la defensa. “El que roba una gallina tiene nueve horas para defenderse. El presidente de la República tuvo dos horas para plantear su defensa”, señaló.