Los abogados del destituido Fernando Lugo irán a tribunales internacionales para impugnar el juicio político que terminó con su salida de la presidencia de Paraguay, pese a que el titular del Congreso amenazó con recortar sus derechos electorales si no reconocía el proceso.

Dos recursos de inconstitucionalidad contra ese juicio fueron presentados ante la Corte Suprema de Justicia que desechó uno y remitió otro al Congreso Nacional para conocer su criterio, antes de emitir una decisión al respecto.

Ahora, el presidente del órgano legislativo, Jorge Oviedo Matto, advirtió que si Lugo no retira la petición de inconstitucionalidad verá limitado en el futuro su derecho a cualquier candidatura electoral.

"La única forma en que se puede candidatear es si reconoce el juicio político y es necesario para ello retirar su pedido de declarar como inconstitucional el juicio", afirmó Oviedo Matto, de la Unión Nacional de Ciudadanos Eticos (Unace), que lidera el ex general Lino Oviedo.

Oviedo Matto restó importancia además al pedido de la Corte Suprema en relación con ese tema y aseguró que "no es justificable, no hay plazo para contestarle y si se lo hace, será por cortesía", reportó la agencia Prensa Latina.

La posición del Congreso, que sacó a Lugo del Ejecutivo y provocó con el criticado juicio la situación de virtual aislamiento internacional de Paraguay, provocará que el tema pase inicialmente a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Esto fue confirmado por el propio Lugo desde San Pablo, a donde viajó para una revisión médica y para entrevistarse con el ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

Al término de las conversaciones, se divulgó una declaración en la que se destacó la coincidencia en la importancia de la solidaridad regional para reforzar la democracia en el área.

Lugo también saludó la incorporación de Venezuela al Mercosur, porque "aportara mucho" al bloque integracionista.