Bogotá. Las Fuerzas Armadas de Colombia entraron este jueves en estado de máxima alerta para garantizar la seguridad en la segunda vuelta de la elección presidencial y evitar ataques de la guerrilla, en una jornada en la que el oficialista Juan Manuel Santos es favorito para ganar.

Los colombianos irán a las urnas el domingo para elegir al sucesor del presidente Álvaro Uribe entre el candidato oficialista del Partido de la U y el líder del Partido Verde, Antanas Mockus.

Las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) históricamente intensifican sus ataques en la época electoral como parte de una estrategia para demostrar poderío militar y ganar protagonismo, de acuerdo con fuentes de seguridad.

Los planes de la guerrilla incluyen amenazas y ataques a candidatos, a las Fuerzas Armadas y a puestos de votación, en un intento por impedir que los electores ejerzan su derecho.

"El narcoterrorismo de las FARC y del ELN no ha dejado de intentar todos los días de hacer acciones en diferentes regiones en donde todavía existe alguna presencia, han buscado afectar la seguridad democrática de los colombianos y no lo han podido hacer y tampoco lo podrán hacer el próximo domingo", dijo el ministro de Defensa, Gabriel Silva.

El funcionario aseguró que unos 400.000 efectivos de las Fuerzas Armadas están comprometidos con el "Plan Democracia" para garantizar el normal desarrollo de los comicios en el país de 44 millones de habitantes exportador de café, petróleo, ferroníquel y carbón.

Silva admitió que el reto del Gobierno es que la del domingo sea la elección presidencial más tranquila en los últimos 30 años, aunque dijo que 6% de los 1.102 municipios del país enfrenta un riesgo extraordinario y 5% un riesgo alto por amenazas de la guerrilla.

En esos municipios existen planes especiales de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional para garantizar normalidad durante las votaciones, aseguró.

Silva reveló que la cobertura de las Fuerzas Armadas será de 99,5% de los lugares de votación y que sólo dejará de cubrir 74 sitios porque no existen amenazas para la seguridad.

"Todo se ha hecho para que el domingo sea una fiesta democrática en paz, tranquilidad y transparencia", declaró.

"Le pedimos a los colombianos que salgan a votar masivamente, que la Fuerza Pública les garantiza sus derechos y su libertad y por esos los invitamos a que de manera pacífica y entusiasta vayamos a las urnas a cumplir con el deber y con el derecho de participar en las elecciones", agregó.

Más de 29 millones de colombianos están habilitados para votar en 71.000 mesas de sufragios ubicadas en alrededor de 10.000 puestos en todo el país.

El Gobierno alertó recientemente sobre planes de las FARC para cometer ataques con comandos rebeldes disfrazados de militares y de policías en el sur del país.