Honduras ejerce a diario su soberanía en el Golfo de Fonseca, aseguró el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, René Osorio.

El jerarca militar reaccionó luego de las denuncias del presidente de Honduras, Porfirio Lobo, sobre el ambiente de hostilidad que predomina en la zona ante lo que consideran falta de voluntad de El Salvador y Nicaragua de reconocer los derechos de Honduras sobre el Golfo.

Osorio reveló que las embarcaciones de la Fuerza Naval de Honduras “siempre” ejercen soberanía en la zona mediante recorridos, incluso hasta la bocana, aunque señaló que se mantiene la persecución de las embarcaciones por parte de Nicaragua y El Salvador.

“Quiero decirle que la Fuerza Naval durante mi gestión hemos ejercido la soberanía, siempre salimos a la bocana y ellos se aproximan, pero es parte de la vigilancia de los tres países y nosotros vamos a ser claros: vamos a defender la soberanía en el Golfo de Fonseca”, afirmó.

Lobo denunció el pasado martes, durante el Consejo de Ministros realizado en la isla de Amapala, que no hay voluntad de El Salvador para ponerle fin a la tensión en el Golfo de Fonseca e incluso reveló que Nicaragua mantiene una embarcación artillada para impedir la salida de las embarcaciones hondureñas al mar.

El mandatario también aseguró que embarcaciones donadas por España y Estados Unidos para cuidar el ecosistema de la zona y combatir el narcotráfico estarían siendo utilizadas para amenazar las embarcaciones hondureñas en el Golfo de Fonseca.

El Presidente exhortó a Nicaragua y El Salvador a trabajar en una solución definitiva al conflicto al señalar: “¿qué ganan de un pleito?, nada, yo no tengo que levantar los F-5 para que me abran el paso”.

Lobo reaccionó en estos términos luego de una reunión de cancilleres de Honduras, Nicaragua y El Salvador el pasado 2 de marzo en la que se esperaba consolidar un informe sobre el cumplimiento de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya de 1992, respecto al Golfo.

Y es que en dicha reunión solo Honduras presentó tres documentos para el informe, mientras que Nicaragua y El Salvador se abstuvieron de realizar planteamientos, según reveló el canciller de la República, Arturo Corrales.

Los cancilleres de Nicaragua y El Salvador se abstuvieron de realizar aportes al documento que curiosamente fue solicitado el pasado 4 de diciembre por los presidentes Daniel Ortega, Mauricio Funes y Porfirio Lobo durante una reunión realizada en Managua.

En aquel entonces, los tres presidentes se reunieron para tratar el tema del Golfo de Fonseca, luego de que Honduras solicitara la intervención del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por el incumplimiento de la sentencia de La Haya de 1992.

Históricamente Nicaragua y El Salvador se han negado a reconocer los derechos de Honduras sobre el Golfo de Fonseca, al extremo que el año anterior fueron documentados al menos cuatro incidentes en los que embarcaciones militares hondureñas fueron agredidas por agentes de Nicaragua y El Salvador.

“Creo que tiene que llegarse a un acuerdo rápido de los tres países... Es importante que nuestro país salga de esta situación, tanto Nicaragua, El Salvador y Honduras debemos ser prudentes y tolerantes porque lo que se quiere es un desarrollo integral de los tres países y no entrar a problemas de conflictos”, afirmó Osorio.

Presidentes se reunirían después de Semana Santa. Según el secretario de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez, los presidentes de los tres países que comparten el Golfo de Fonseca podrían reunirse en Honduras después del feriado de Semana Santa.

Martínez sostuvo que tras las declaraciones del presidente Porfirio Lobo han existido varias comunicaciones entre Honduras, Nicaragua y El Salvador para retomar el diálogo y buscarle una salida definitiva a los problemas del Golfo de Fonseca.

Inicialmente se había planteando una reunión de presidentes para el 19 de marzo, sin embargo, el encuentro fue pospuesto por la negativa de El Salvador de participar.