Lima, Andina. Un total de 122 mil miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional se han desplegado en todo el país para resguardar el material electoral, cuidar los locales de sufragio, y garantizar la seguridad de la ciudadanía, durante la segunda vuelta electoral de mañana.

El ministro de Defensa, Jaime Thorne, informó días atrás que 45 mil integrantes de los institutos castrenses; y el titular del Interior, Miguel Hidalgo, mencionó que 77 mil efectivos policiales, son los encargados de brindar las medidas de seguridad requeridas para la jornada.

A ese número se agrega el desplazamiento de 4 mil 500 patrullas a nivel nacional a fin de garantizar el correcto desarrollo del proceso que enfrenta a Ollanta Humala de Gana Perú y Keiko Fujimori de Fuerza 2011 en la carrera a la Presidencia de la República.

En regiones como Puno se realizó una movilización de 400 efectivos más porque la semana pasada se registraron protestas de un sector de la población contra las actividades mineras, aunque el titular de Defensa refirió anteriormente que ahora el departamento puneño ha vuelto “a la normalidad”.

Con respecto al valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), donde operan bandas narcotraficantes con remanentes subversivos, también iniciaron operaciones militares desde inicios de mayo con la finalidad de inmovilizar a las fuerzas narcoterroristas.

Ambos ministros precisaron, en una conferencia de prensa esta semana, que el trabajo entre ambos sectores se coordinó de manera estrecha, de tal forma que las Fuerzas Armadas custodiarán el traslado del material electoral y las inmediaciones de los locales de votación.

La responsabilidad de la Policía Nacional se centrará en el orden público y la seguridad de los candidatos presidenciales, sus locales partidarios, e incluso sus respectivos domicilios.

También ofrecerán resguardo a las misiones de observación electoral de la Unión Europea, de la Organización de los Estados Americanos y del Parlamento Andino.

Del total de miembros de las instituciones castrenses, 32 mil que no fueron movilizados podrán ejercer su de derecho a voto, y en el caso de las fuerzas policiales, la mayoría podrá sufragar porque sus efectivos brindarán seguridad en las jurisdicciones electorales que les corresponde sufragar.

Solo contingentes especiales de la Dirección Antidrogas o de la Dirección de Operaciones Especiales serán trasladados a otras regiones, y quienes no puedan votar, serán registrados para que los organismos electorales justifiquen su ausencia.