Fidel Castro declaró que la Revolución Cubana ha cometido errores y los seguirá cometiendo, pero “jamás cometeremos el error de ser traidores".

Castro advirtió que la revolución “sigue en pie”, pese a la política de agresión de Estados Unidos hacia la isla.

"Nunca hemos escogido la ilegalidad, la mentira, la demagogia, el engaño al pueblo, la simulación, la hipocresía, el oportunismo, el soborno, la ausencia total de ética, los abusos de poder, incluso el crimen y las torturas repugnantes", aseguró, de acuerdo a El Heraldo, que cita a la agencia Afp.

En un artículo publicado en la prensa cubana sobre la crisis alimentaria mundial, Castro admitió que quizás el principal error "fue pensar que en el mundo había una determinada cantidad de justicia y respeto al derecho de los pueblos cuando, ciertamente, no existía en absoluto".

Tras recordar la crisis de los misiles (1962) y la invasión de la Bahía de Cochinos (1961), el líder isleño señala que la Revolución "se mantiene en pie" pese a la política mantenida en medio siglo por 11 presidentes en la Casa Blanca.

"Desapareció la URSS (ex - Unión Soviética), y la Revolución siguió adelante. No se llevó a cabo con permiso de Estados Unidos, sino sometida a un bloqueo cruel y despiadado", subrayó.