La Habana. El líder cubano Fidel Castro describió un futuro sombrío y dijo que el mundo se encuentra en su peor momento, en una transmisión de la televisión cubana de parte de un evento de seis horas realizado la semana pasada para promover sus memorias.

Castro, de 85 años y cuya última aparición pública conocida fue en el Congreso del Partido Comunista en abril pasado, requirió de ayuda para llegar a su silla, pero se mostró animado y participativo mientras se leían los resúmenes de su libro de dos volúmenes y se recibían preguntas del público y admiradores.

El programa de dos horas fue el primero de tres partes que serán transmitidos por la televisión estatal esta semana y, con el recuerdo de los extensos discursos que alguna vez pronunció, parece apuntar en parte a mostrar que el viejo comandante está en muy buen estado.

Castro, quien gobernó Cuba durante 49 años, padeció una enfermedad intestinal no revelada que casi lo mató en julio del 2006 y renunció a la presidencia en febrero del 2008, cuando su hermano menor Raúl Castro lo reemplazó.

Él aún escribe ocasionalmente artículos de opinión para los medios cubanos y se reúne con líderes que visitan el país, pero dijo que pasa gran parte de su tiempo leyendo noticias y que lo que ha leído es alarmante.

"¿Qué va a pasar en Irán?, ¿Qué va a pasar en el Cercano Oriente?, ¿Qué va a pasar en Siria?", preguntó en el evento, que se realizó el viernes.

Fidel sostuvo que el presidente Barack Obama ya no tiene el poder en Estados Unidos, que el rival ideológico de Cuba es dirigido por un "Estado Mayor" y que ni siquiera ellos "pueden contener la situación" de una posible guerra nuclear.

Castro ha estado advirtiendo durante un tiempo de una inminente guerra nuclear que involucraría a Estados Unidos, Israel e Irán.

"La situación es difícil, más difícil que nunca", sostuvo.

Castro comentó la campaña por la nominación presidencial del Partido Republicano en Estados Unidos, diciendo que hay poco interés de los votantes en la carrera y no existen buenos candidatos.

"El (candidato) republicano es el menos infumable de los infumables, el menos malo de los peores", declaró.

Recientemente escribió que la carrera republicana era un concurso de "idiotez e ignorancia".

A pesar de las dificultades que enfrenta el mundo, Castro dijo que los humanos nunca deben claudicar en sus intentos por salvar al mundo.

"El deber nuestro es luchar hasta el último minuto", afirmó.

"Si nos dicen: 'mira, nada más que quedan diez años (de vida en el mundo)', hay que luchar esos diez años, por nuestro país, por los demás y por la humanidad", declaró.

El nuevo libro -"Fidel Castro Ruz: Guerrillero del Tiempo"- cubre su vida desde la infancia a los días previos a la revolución que lideró y venció al dictador Fulgencio Batista el 1 de enero de 1959.

Se basa en conversaciones con la periodista cubana Katiuska Blanco, similar al libro del 2006 "100 horas con Fidel" del periodista español Ignacio Ramonet.