La Habana. El ex presidente cubano, Fidel Castro, aseguró que potencias como Estados Unidos, Israel y Gran Bretaña han organizado una "carnicería" de científicos iraníes y afirmó que esa práctica se ha convertido en "política oficial".

"No recuerdo otro momento de la historia en que el asesinato de científicos se haya convertido en política oficial de un grupo de potencias equipadas con armas nucleares", indicó Castro en un artículo divulgado hoy por medios oficiales, con el título de "¿Qué diría Einstein? ".

Castro señala que "lo peor" es que esos países aplican su política en una nación musulmana que no puede competir con ellos en tecnología, pero "podría superarlos muchas veces en la disposición de sus ciudadanos para morir en cualquier instante si Irán decidiera aplicarles a los profesionales de sus adversarios la misma fórmula absurda y criminal".

El líder cubano se refiere en su texto a los atentados que en noviembre pasado causaron la muerte en Teherán al científico nuclear iraní Mayid Shariari, y dejaron herido a su colega Fereydoun Abbasi.

El gobierno de Teherán ha responsabilizado de este ataque a los servicios secretos de Estados Unidos, Israel y el Reino Unido, y de forma indirecta a la propia ONU.

Además, Irán pidió en diciembre al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y al Consejo de Seguridad, que condenaran los atentados contra sus científicos nucleares y recordó que el país tiene el "derecho inalienable" a usar energía nuclear con fines pacíficos.

"Existen otros graves acontecimientos relacionados con la carnicería de científicos, organizados por Israel, Estados Unidos, Gran Bretaña, y otras potencias contra los científicos iraníes, sobre los cuales los grandes medios no informan a la opinión mundial", subraya Fidel Castro en su artículo de hoy.

El ex mandatario, que cita en su texto varios de los reportes publicados por medios internacionales sobre el caso, también critica a Israel y dice que hoy sus líderes "practican el genocidio y se asocian con las fuerzas más reaccionarias del planeta".

"De no haber sido por la revolución iraní (...) hoy el Sha de Irán, provisto de armas nucleares, y no Israel, sería el baluarte principal del imperio yanki y de la OTAN en esa región tan estratégica e inmensamente rica en petróleo y gas para el suministro seguro de los países más desarrollados del planeta", señala Castro, y añade que se trata de "un tema inagotable".