La Habana. El ex presidente cubano Fidel Castro aplaudió la reforma sanitaria impulsada por el mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, pese a las más recientes críticas de Washington sobre la situación de los derechos humanos en la isla de gobierno comunista.

En un artículo publicado el miércoles en el sitio oficial Cubadebate, y difundido este jueves en la prensa estatal, Castro dijo que Obama sigue siendo un "fanático" creyente del sistema imperialista y lo instó a resolver el tema de los 12 millones de inmigrantes ilegales en Estados Unidos.

"Consideramos que la reforma de salud ha constituido una importante batalla y un éxito de su gobierno", dijo Castro, de 83 años, y quien desde julio de 2006 no reaparece en público tras una enfermedad que le obligó a dejar el poder a su hermano Raúl.

En febrero de 2008 fue reemplazado oficialmente en la presidencia por Raúl Castro.

Obama, que firmó el martes la histórica legislación de reforma a la salud en su país, expresó el miércoles en un comunicado su preocupación por los hechos recientes ocurridos en la isla relativos a los derechos humanos, describiéndolos como "profundamente perturbadores".

El mandatario estadounidense ha prometido "relanzar" las relaciones con Cuba, pero sostiene que no levantará el embargo económico de casi medio siglo impuesto a La Habana hasta que no se libere a los prisioneros políticos en la isla.

"Como persona incuestionablemente inteligente y suficientemente bien informada, Obama conoce que no hay exageración en mis palabras. Espero que las tonterías que a veces expresa sobre Cuba no obnubilen su inteligencia", dijo Castro en sus más recientes 'reflexiones'.

El líder de la revolución cubana agregó que a pesar del embargo y la larga lista de contradicciones entre Cuba y la "política egoísta del colosal imperio (...) no albergamos ninguna animadversión contra Obama y mucho menos contra el pueblo de Estados Unidos".

El primer secretario del gobernante Partido Comunista, cargo que aún conserva, se mantiene activo escribiendo columnas de opinión en la prensa estatal.