La Habana. El ex presidente de Cuba, Fidel Castro, realizó este viernes una crítica a la política que inspiró el tiroteo en Tucson, Estados Unidos, condenando moralmente al gobierno estadounidense de Barack Obama.

Castro, indicó que "al discurso de Obama le faltó la condena moral de la política que inspiró semejante acción".

El líder cubano agregó en sus reflexiones que “el tiroteo fue realizado por una persona desequilibrada, intoxicada por la prédica de odio que reina en la sociedad norteamericana, donde el grupo fascista del Tea Party ha impuesto su extremismo al Partido Republicano que, bajo la égida de George W. Bush, condujo el mundo donde hoy se encuentra, al borde del abismo”.

También, en el mensaje expuesto por Prensa-Latina, expresó que “no se esperaba del presidente de Estados Unidos un discurso exaltado ni confrontativo, que no se correspondería con su estilo ni con las circunstancias internas y el clima de odio irracional que está prevaleciendo en Estados Unidos”.

Por otra parte, manifestó que “los fenómenos climáticos se han agudizado, con pérdidas considerables en las cosechas de la mayor parte del mundo, haciendo peligrar los suministros de alimentos a más de 80 países del tercer mundo, creando inestabilidad política en un número creciente de ellos”.

“El mundo enfrenta tantos problemas de carácter político, militar, energético, alimentario y medioambientales, que ningún país desea el regreso de Estados Unidos a posiciones extremistas que incrementarían los riesgos de una guerra nuclear”, continuó Fidel Castro.

Para finalizar, dijo que “no se trata de que falte una personalidad excepcional al frente del gobierno de Estados Unidos. Lo que convierte en histórico a un Presidente que ha sido capaz de llegar por sus méritos a ese cargo, no es la persona, sino la necesidad de él en un momento determinado de la historia de su país”.