“Por experiencia y méritos”. Esas son las razones que dio el líder cubano Fidel Castro para transferirle el poder a su hermano en julio de 2006, cuando renunció a la presidencia por un crítico estado de salud. Aclaró que no lo hizo por ser parte de su fmailia.

Castro, de 84 años, publicó sus declaraciones en la entrega de sus columnas a Reflexiones, cuando queda alrededor de un mes para que el Partido Comunista de Cuba elija a su cúpula directiva, según consignó El Universal.

Con respecto a su cargo como presidente de los consejos de Estados y ministros, dijo que "para ambos cargos existía un sustituto, y no en virtud de vínculo familiar, que jamás he considerado fuente de derecho, sino por experiencia y méritos".