La Habana. El ex presidente cubano Fidel Castro oficializó este martes que no ocupará cargos en la cúpula del Partido Comunista, aunque seguirá asesorando al gobierno que encabeza su hermano Raúl Castro en un momento crucial de reformas económicas.

Castro hizo el anuncio en el último día del congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) que, además de aprobar reformas para sacar a la isla de la crisis económica sin desmarcarse del modelo socialista, decide una nueva directiva de la organización política gobernante desde hace casi medio siglo.

"Raúl (Castro) conocía que yo no aceptaría en la actualidad ningún cargo en el Partido; él había sido siempre quien me calificaba de Primer Secretario (del PCC) y Comandante en Jefe", dijo Fidel Castro en una columna publicada en la prensa oficial.

El líder de 84 años, quien gobernó Cuba durante casi medio siglo, dijo que había renunciado a todos sus cargos oficiales y políticos después de que se enfermó gravemente en julio de 2006.

Los delegados del PCC decidirán su reemplazo como líder del partido, cargo que ocupó desde su fundación en 1965, y las previsiones son que sea elegido su hermano, el presidente Raúl Castro.

En su artículo, Fidel Castro agregó que entre los temas abordados en el congreso que se inauguró el sábado "uno de los que más me interesó fue el que relaciona con el poder".

Su hermano lanzó una sorpresiva afirmación en la apertura de la reunión comunista cuando expresó la intención de limitar a dos períodos de cinco años cada uno la permanencia en el poder en cargos del Estado y el Partido en Cuba, sin excluir al presidente del país.

"Tampoco me hago ilusión de que en el futuro la tarea será más difícil, sino al revés", destacó el líder histórico de la revolución. "Pienso que he recibido demasiados honores. Nunca pensé vivir tantos años", afirmó.

Castro, pese a ser elegido delegado al congreso, ha estado ausente de sus sesiones, pero el lunes su hermano Raúl le envió una boleta y ejerció su derecho al voto para conformar el Comité Central y el Buró Político que comandarán en los próximos cinco años.

El ex presidente cubano está apartado del poder desde el 2006 tras una enfermedad que puso en peligro su vida. Actualmente se dedica a escribir columnas de opinión en internet y asesorar a su hermano.

Desde que reemplazó a Fidel, Raúl Castro emprendió una cruzada para impulsar la frágil economía doméstica con un plan de reformas que incluye la reducción de más de un millón de empleos estatales, el recorte de subsidios y la expansión del sector privado.