La Habana. El ex presidente cubano, Fidel Castro, felicitó a su hermano Raúl por el discurso emitido el domingo pasado en que afirmó que no cederá a lo que describió como “chantaje” de Estados Unidos y Europa al referirse al disidente que se encuentra en huelga de hambre, Guillermo Fariña.

Fidel Castro afirmó en una nueva columna de "Reflexiones" que "Raúl puso los puntos sobre las íes en varios temas de suma importancia. El discurso fue una estocada profunda en las entrañas del imperio (Estados Unidos) y sus cínicos aliados”.

Destacó que su hermano recordó que en la crisis de los misiles Cuba "se mantuvo inconmovible" y rechazó la inspección del país que acordaron Moscú y Washington, "a pesar del incalculable número de armas nucleares que apuntaban contra la isla", señaló.

Sostuvo que "tampoco faltó la referencia a las consecuencias de la desintegración de la URSS, que significó la caída de 35% de nuestro PIB y el 85% del comercio exterior de Cuba, a lo que se sumó la intensificación del criminal bloqueo comercial, económico y financiero", dijo Univisión.

Fidel Castro agregó que "casi 20 años han transcurrido desde aquel triste y funesto acontecimiento, y sin embargo Cuba sigue en pie decidida a resistir. Por ello, adquiere especial importancia la necesidad de superar y vencer todo lo que conspire contra el desarrollo sano de nuestra economía".

Finalmente advirtió que "los reaccionarios, los mercenarios, los que anhelan consumismo y rehúsan el trabajo y el estudio tendrán cada vez menos espacio en la vida pública".