La Habana. El líder cubano Fidel Castro se reunió el jueves con más de 700 japoneses que integran el Crucero por la Paz que visita la isla, a los que exhortó a denunciar la existencia de armas nucleares, según informaron medios locales.

Castro, de 85 años, fue reemplazado en la presidencia de la isla por su hermano Raúl Castro en el 2008, tras una enfermedad intestinal que limitó su aparición en la escena pública. Desde el 2006 se mantiene políticamente activo escribiendo artículos y recibiendo a personalidades extranjeras.

La televisión estatal mostró imágenes del encuentro, en que Castro apareció sentado, pero conversando animadamente con los visitantes.

"Un emotivo encuentro sostuvo esta tarde en el Palacio de las Convenciones el líder de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz con 770 integrantes del Crucero por la Paz, entre ellos 10 sobrevivientes del bombardeo contra Hiroshima y Nagasaki", dijo el sitio oficial www.cubadebate.cu.

El Crucero por la Paz, un buque japonés que recorre el mundo para promover el desarme, llegó el jueves a la isla con cientos de activistas, quienes también visitaron centros hospitalarios y escuelas de La Habana.

Los principales conflictos internacionales han centrado la atención de Castro, quien ha reiterado su preocupación sobre una eventual guerra nuclear que implicaría a Estados Unidos, Israel e Irán.

"Fidel llamó a divulgar más los horrores de las consecuencias de los bombardeos contra Hiroshima y Nagasaki, a seguir hurgando en el efecto de las pruebas nucleares realizadas en el Océano Pacífico, a denunciar la irracional existencia de 25 mil armas nucleares en el mundo y a luchar por la paz y por la sobrevivencia de la especie humana", dijo Cubadebate.

Castro sostuvo un encuentro similar con visitantes japoneses, cuando el Crucero por la Paz tocó la costa habanera en el 2010.

El líder cubano había aparecido en público en febrero pasado, cuando se reunió con intelectuales de varios países que participaron de una Feria del Libro en la isla. Requirió entonces de ayuda para llegar a su silla, pero se mostró atento, animado y participativo.

No es claro si Castro se reunirá con el Papa Benedicto XVI, quien visitará la isla entre el 26 y el 28 de marzo próximo.