La Habana. El líder cubano Fidel Castro envió el domingo desde el sitio donde convalece su voto en las elecciones municipales en Cuba, unos comicios sin partidos considerados una muestra de apoyo popular ante las críticas internacionales sobre derechos humanos.

Castro, de 83 años y apartado del poder desde que enfermó a mediados del 2006, mandó su sufragio en un sobre cerrado, dijo la televisión estatal.

"Acabo de recibir en estos momentos de manos de un miembro del colegio electoral el voto de nuestro Comandante", dijo una funcionaria del centro de votación donde Castro está registrado, que depositó la papeleta en una urna en medio de aplausos.

Cuba dice que sus elecciones son unas de las más justas y democráticas del mundo. El único partido legal es el comunista, pero los candidatos nominados en asambleas de vecinos no tienen que ser militantes.

Los comicios son vistos como una respuesta a las críticas internacionales sobre los derechos humanos, que Cuba considera una campaña internacional contra su sistema político.

"Es una manifestación de firmeza e intransigencia revolucionaria a partir de las patrañas y difamaciones que se han engendrado contra nuestro país", dijo Lázaro Expósito, secretario del gobernante Partido Comunista en la provincia oriental de Santiago de Cuba.

El presidente estadounidense, Barack Obama, y el Parlamento europeo condenaron la muerte en febrero del preso político en huelga de hambre Orlando Zapata y el acoso al grupo disidente Damas de Blanco.

Cuba ha dicho que no cederá al "chantaje" de sus enemigos. Mientras los cubanos votaban, medio centenar de partidarios del Gobierno hostigaron el domingo a seis miembros de las Damas de Blanco, un grupo de esposas y madres de presos políticos.

Los simpatizantes comunistas empujaron a las mujeres hasta una plaza y las rodearon para impedir que realizaran su habitual marcha pacífica de los domingos por una avenida de La Habana.

La contra manifestación fue supervisada por policías y por agentes de la Seguridad del Estado.

La televisión estatal cubana dijo que uno de los primeros en votar fue el presidente Raúl Castro. El general de 78 años charló con los vecinos en su colegio electoral y se cuadró para escuchar el himno cubano.

El voto en Cuba no es obligatorio, pero la participación no suele bajar del 95 por ciento.

Según la Comisión Electoral, a las 11:00 de la mañana ya había votado el 73,5 por ciento de los 8,4 millones de electores.

Las elecciones municipales se realizan cada dos años y medio. Una segunda vuelta está programada para el próximo domingo.