América Latina. El resurgimiento del grupo guerrillero peruano, Sendero Luminoso, los problemas de vigilancia de la frontera entre México y Guatemala y la vulnerabilidad del espacio aéreo brasileño, fueron temas discutidos entre el Departamento de Estado de Estados Unidos y sus embajadores en América Latina, según nuevas filtraciones de Wikileaks.

Luego de un fin de semana marcado por una ola de movilizaciones mundiales en favor de la liberación del fundador de Wikileaks, Julian Assange, quien desde el pasado martes 7 de diciembre se encuentra detenido en Londres, la filtración de los cables diplomáticos no cesó. En los nuevos documentos revelados por el portal de internet, algunos países de América Latina son mencionados en reiteradas oportunidades. Estos son los temas más importantes:

Sendero Luminoso y las Farc. El gobierno peruano le habría pedido a Estados Unidos colaboración para evitar el resurgimiento del grupo guerrillero Sendero Luminoso, que estaría volviendo a la acción gracias al narcotráfico y a algunos préstamos por parte de otros grupos ilegales.

En un de los cables en los que se relata una reunión entre el jefe peruano de Inteligencia Militar, Julio Raygada, y el entonces embajador, Michael McKinley, Raygada asegura estar muy preocupado por el aumento de los cultivos de coca en el país ya que Sendero Luminoso se estaría beneficiando de éstos. Además dice que el grupo terrorista ya ha recibido préstamos de un partido comunista peruano y señala que “cree que ya les han solicitado recursos a las Farc”.

Guatemala y México: Una frontera poco vigilada. Una serie de cables publicados por el diario "El País" muestra que otra de las preocupaciones que tiene Estados Unidos en la región es la frontera entre México y Guatemala, una zona usada por los narcotraficantes para transportar drogas ilícitas hacia Estados Unidos.

Según varios diplomáticos norteamericanos, en la zona “ningún país trabaja seriamente para que se cumpla la ley (...). Los limitados recursos también socavan los esfuerzos: mientras hay 30.000 oficiales de EE.UU. en las 1.926 millas (3.099 kilómetros) de frontera Mex-USA, sólo 125 oficiales de inmigración mexicanos controlan las 577 millas (928 kilómetros) de frontera con Guatemala”.

La delegación norteamericana constató que patrullar con eficacia las zonas fronterizas “es una hazaña casi imposible”, debido, en parte, a la falta de recursos. Un alto mando local les explicó que existen 43 pasos de frontera “no oficiales” por donde cruzan fácilmente sin ser detectados.

Brasil: Ley sobre derribo de aviones. Según uno de los cables enviados desde la Embajada de Estados Unidos en Brasilia en marzo de 2009, para el diplomático estadounidense Clifford el campo aéreo brasileño es “vulnerable a un ataque terrorista”, ya que según él, hay vacíos en la ley sobre derribo de aviones sospechosos.

La alerta diplomática fue motivada por el robo, en marzo de 2009, de un monomotor en el estado de Goiás (centro oeste), que cayó en el estacionamiento de un centro comercial después de ser acompañado por dos aviones de la Fuerza Aérea que no realizaron disparos de interceptación.

Para Sobel, el vacío jurídico de la norma está en que ésta indica que los ataques a aviones debe darse en casos en que la aeronave sea sospechosa de transportar drogas ilícitas “en la vasta región del norte de Brasil y no en los potenciales ataques a las ciudades”.