Lima. El ministro del Interior, Daniel Urresti, informó que ha dispuesto asignar seguridad policial al fiscal antidrogas del Callao, Juan Mendoza, a fin de prevenir cualquier atentado contra su vida.

Según dijo, emitió la disposición inmediatamente después de conocer que una banda de narcotraficantes estaba realizando gestiones para contratar a sicarios que atenten contra la vida de Mendoza como represalia por su trabajo.

De acuerdo a un reportaje periodístico, la Direcctión Antidrogas de la Policía Nacional detectó que dos hampones que purgan condena en penales, coordinaron el asesinato del mencionado fiscal por haber incautado más de 600 kilos de cocaína pertenecientes a una banda de narcotraficantes.

Urresti reiteró, además, que un promedio de 250 efectivos policiales brindan seguridad permanente a 19 fiscales, 64 jueces y 7 miembros del Consejo Nacional de la Magistratura.

Asimismo, descartó que la Policía vaya a tener algún inconveniente en la tarea de brindar seguridad a la fiscal Marita Barreto, encargada de las investigaciones del caso Orellana, debido a la decisión del Ministerio Público de rechazar la propuesta para trasladar el despacho de esta magistrada a la sede de la Dirección Antidrogas de la Policía Nacional (Dirandro).

“El señor fiscal de la Nación ha desestimado una sugerencia; al tenerla dentro de la Dirandro, su seguridad sería total, pero no importa, habrá un poquito más de trabajo para lograr su seguridad”, dijo.

Por otro lado, Urresti señaló que mantiene relaciones cordiales con el fiscal de la Nación, Carlos Ramos, y descartó cualquier tipo de diferencia respecto a las opiniones expresadas sobre determinados casos en particular.

“Con el señor Fiscal de la Nación, nuestras relaciones son excelentes, nuestras conversaciones son muy cordiales, creo que hay una empatía entre los dos”, afirmó.

Señaló que las críticas no se realizaron contra las instituciones, sino contra determinadas personas, y reiteró que la Policía Nacional brinda protección a los magistrados y fiscales para que puedan cumplir con sus funciones sin temer por sus vidas.

“Las críticas no pueden ser contra la Policía Nacional ni contra el Ministerio del Interior, así como mis críticas nunca van contra el Ministerio Público, sino contra personas en particular”, dijo.

Expresó también su deseo de que la justicia se encuentre a la altura del caso Orellana, a fin de aplicar las sanciones correspondientes a los responsables.

“Si existe el karma, este señor se va a ir preso muchos años. He visto a algunas víctimas, porque no solo el Estado y organizaciones han sido perjudicadas, sino personas particulares quedarse sin nada y quienes de un momento a otro han visto su vida destrozada en base a los artilugios”, afirmó.

Urresti participó esta mañana en una ceremonia de felicitación a destacados efectivos de la Policía Nacional por su trabajo a favor de la seguridad ciudadana.