No está cerrada la posibilidad de investigar al ex presidente Alan García por el caso "narcoindultos", pero deben haber nuevos elementos que así lo justifiquen, afirmó el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez.

“Todas las investigaciones que han sido archivados por el fiscal de la Nación se pueden reabrir siempre y cuando existan nuevos elementos de prueba que así lo justifiquen, en cualquier caso", indicó en Ideeleradio.

Sánchez, se refirió de ese modo a las afirmaciones del exfiscal de la Nación, José Peláez Bardales, quien archivó una investigación contra el líder aprista, pero dijo también que aun se le puede indagar porque el caso no está cerrado.

En ese sentido, explicó que se necesitan encontrar nuevos y suficientes elementos de prueba para evaluar o justificar la variación de una decisión de archivamiento.

Refirió, sin embargo, que "no hay posibilidad en tanto y cuanto no aparezca prueba nueva.

“En cualquier caso tiene que haber elementos nuevos de prueba que justifiquen modificar la situación anterior, en cualquier caso, por cualquier persona, pero tiene que ser una prueba suficiente que amerite abrir la investigación”, finalizó.

Ampliación de extradición

El fiscal de la Nación sostuvo, asimismo, que se están dando los pasos para solicitar a Bolivia la ampliación de la extradición del empresario Martín Belaunde Lossio por otros casos, entre ellos Antalsis.

Indicó que Bolivia accedió a la extradición que solicita el Perú por dos delitos, pero sostuvo que las leyes permiten, sobre todo la boliviana, una ampliación" para procesarlo por otros delitos.

“Existe un pedido de ampliación de extradición por lavado de activos, en el caso 'la centralita' y se está culminando la investigación en el caso de Antalsis que es por colusión, y también significaría una ampliación de la extradición por ese delito. Se están dando los pasos”, señaló.

Rechazó que ese y otros casos exista algún nivel de influencia política y que el trabajo del Ministerio Público es de procurar que se logre la extradición, a través de la intervención de los fiscales competentes.