Caracas. El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, informó este lunes que el Ministerio Público estableció que hubo negligencia por parte del subdirector de la Policía del estado Carabobo (norte) por las 68 muertes ocurridas en una cárcel.

"Hubo negligencia de manera directa del subdirector de la Policía de Carabobo, y sumado a él hay cuatro comisionados que se encontraban responsables de la comandancia general de la Policía al momento de los hechos", dijo el fiscal en entrevista a una radiodifusora local.

El miércoles pasado fallecieron 66 detenidos y dos mujeres que visitaban a los reclusos, durante un "presunto incendio" en la cárcel de la comandancia de la Policía de Carabobo.

El subdirector del cuerpo policial, José Luis Rodríguez, se encuentra detenido junto a otros cuatro funcionarios policiales, imputados por el Ministerio Público, con precalificación de homicidio calificado, agregó el fiscal.

El fiscal dijo  que en los próximos 45 días esperan aclarar si hubo o no más involucrados, por lo que no descarta nuevas detenciones.

 

William Saab denunció que existe un "exacerbado hacinamiento" en las estaciones de la Policía, y agregó que ha observado personas "que tienen de dos a ocho años en las comandancias".

Subrayó que las muertes en la cárcel de Carabobo constituyen una consecuencia del hacinamiento, ya que "hay más de 25.000 privados de libertad en estaciones de Policía, muchos están esperando un juicio desde hace años", dijo.

Agregó que más del 30% de las policías no está en la calle, sino como custodios de los privados de libertad en comandancias de policía.

Insistió en que el sistema de justicia en pleno "debe declararse en emergencia", para atender la situación de los privados de libertad en el país.

Venezuela designó a cuatro fiscales del Ministerio Público para esclarecer los "trágicos hechos".

El fiscal aseguró que el Ministerio Publico "garantiza el esclarecimiento de estos trágicos hechos y la sanción a todos los responsables sin distingos".