Sao Paulo. Fiscales federales de Brasil hicieron el domingo una nueva oferta a J&F Investimentos, accionista controlante de JBS SA, de que pague una multa de 10.990 millones de reales (US$3.370 millones) por su papel en un escándalo por corrupción.

La nueva oferta es ligeramente más baja que la propuesta previa de 11.200 millones de reales (US$3.441 millones), que la compañía había rechazado contraofertando 4.000 millones de reales (US$1.229 millones). Los fiscales no la aceptaron, al igual que la siguiente oferta de la firma de que pagaría 8.000 millones de reales (US$2.458 millones).

El escándalo por sobornos es uno de los varios riesgos legales que enfrenta el grupo, que creció desde ser un matadero regional brasileño a convertirse en el mayor procesador mundial de proteína animal con la ayuda de unos 8.000 millones de reales (US$2.458 millones) de apoyo gubernamental.

J&F respondió a Reuters en un comunicado por correo electrónico que no tenía comentarios para hacer sobre el asunto.

Las negociaciones por llegar a un acuerdo continúan tras los testimonios oficiales de los dueños de J&F, los hermanos Joesley y Wesley Batista, de que gastaron 600 millones de reales (US$184,3 millones) para sobornar a 1.900 políticos en los últimos años.

Joesley Batista está en el centro de una investigación por corrupción sobre el presidente. Batista grabó secretamente una conversación con el mandatario en marzo en la cual Temer parecía consentir el soborno a un potencial testigo en el caso de corrupción.

El escándalo por sobornos es uno de los varios riesgos legales que enfrenta el grupo, que creció desde ser un matadero regional brasileño a convertirse en el mayor procesador mundial de proteína animal con la ayuda de unos 8.000 millones de reales (US$2.458 millones) de apoyo gubernamental.

Las leyes brasileñas para estos tipos de acuerdo hablan de multas de entre un 0,1% y un 20% de los ingresos anuales de la compañía involucrada. Los fiscales dijeron en el comunicado del domingo que la multa propuesta equivale al 6% de los ingresos de J&F en 2016.