Montevideo. Más autonomía e independencia de los Ministerios Públicos del resto de poderes del Estado como signo de desarrollo democrático fue la principal reivindicación expuesta en la apertura de la XXII Asamblea General de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos (AIAMP) en Uruguay.

Este encuentro entre representantes de las fiscalías generales de 17 países de Iberoamérica pretende estrechar los vínculos de cooperación, solidaridad y enriquecimiento profesional entre ellos, así como determinar estrategias comunes para enfrentar problemas como el crimen organizado, el narcotráfico y el tratamiento de víctimas y de testigos.

"Las nuevas generaciones en el siglo XXI tienen el derecho de tener un juicio desvinculado de los demás poderes del estado", afirmó a Efe el secretario general de la AIAMP y fiscal general de Costa Rica, Jorge Chavarría, convencido de que "la independencia del Ministerio Público y el sistema acusatorio se vuelven en el modelo de justicia más cercano a la democracia".

La asamblea anual de la AIAMP, una entidad sin fines de lucro fundada en Brasil en el año 1954 e integrada en la actualidad por 21 Ministerios Públicos y Fiscalías de Iberoamérica, se celebra por primera vez en Uruguay, durante dos días y en el centro de formación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

"Les expreso mis deseos de que esta asamblea avance en temas estratégicos para el bienestar de las personas y especialmente de quienes deben ser amparadas por una justicia universal, equitativa, eficiente y autónoma", espetó durante la inauguración del encuentro el embajador español en Uruguay, Roberto Varela.

El procurador general de Brasil y presidente de la AIAMP, Rodrigo Janot Monteiro de Barros, el fiscal de corte y procurador general de la nación de Uruguay, Jorge Díaz Almeida y el ministro uruguayo de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich, completaron las intervenciones inaugurales.

Según Chavarría, el Ministerio Público "es un ente muy cercano al ciudadano y bastante alejado del poder" y está en un momento "muy importante", pero si bien "casi todos los países iberoamericanos lo han incorporado en sus sistemas jurídicos como ente independiente", todavía hay algunos que están en proceso.

El Ministerio Público o Fiscal, también denominado Fiscalía General o Procuraduría General, es un organismo generalmente estatal, incorporado en los poderes ejecutivos, legislativos o judiciales de los Estados pero que, según el país, puede gozar de más desarrollo como órgano independiente.

Al respecto, el ministro Ricardo Ehrlich quiso poner en valor la reciente aprobación en el Senado uruguayo de la reforma del nuevo código procesal penal, que todavía tendrá que debatirse en la Cámara de Diputados, así como la actual discusión en la Cámara Alta del proceso legal que permitirá establecer la autonomía del ministerio público en este país.

"Es una reunión de naturaleza política en el sentido de tener presentes a todos los fiscales generales de Iberoamérica implicados en la coordinación sobre todo en materia de persecución penal", señaló Ehrlich.

El secretario general de la AIAMP valoró que se esté llevando a cabo dicho proceso de reforma legislativa en Uruguay y el que también se está desarrollando en Argentina.

El funcionamiento de la Red Iberoamericana de Fiscales Especializados contra la Trata de Seres Humanos, la cooperación Internacional en materia de drogas o los protocolos en torno a las víctimas de femicidio serán abordados en varias conferencias que finalizarán mañana con la firma conjunta de la Declaración a favor de la autonomía de los Ministerios Públicos.