Lima. Las autoridades peruanas pidieron este lunes al Ministerio Público la detención del ex ministro de Justicia Aurelio Pastor por el delito de ocultamiento de bienes, anunció la Procuraduría (fiscalía) Anticorrupción.

Según el procurador adjunto para casos de Corrupción, Cristian Salas, el ex ministro, que trabajó en el gobierno de Alan García (2006-2011), asumió una actitud obstruccionista a la justicia al transferir sus bienes a su esposa para evitar pagar una reparación de daño en un proceso previo en su contra por tráfico de influencias.

Pastor enfrenta el proceso por tráfico de influencias, por el que podría enfrentar una condena de pago de reparación civil y el embargo de sus bienes, por acusaciones de la alcaldesa de la ciudad amazónica de Tocache, Corina de la Cruz, quien difundió un audio donde Pastor le solicita US$19.230 para que no fuera suspendida de su cargo.

La Procuraduría Anticorrupción también pidió al Ministerio Público que declare la nulidad de la transferencia de las propiedades de Pastor a su esposa y que dictamine un embargo preventivo de los bienes del ex ministro.

En las próximas horas, las autoridades judiciales peruanas determinarán la situación legal del ex ministro, quien alegó que su arresto no es procedente.

Pastor puntualizó que la Fiscalía ya se ha pronunciado con anterioridad sobre este caso y que el dictamen fue que él debe presentarse al proceso en la modalidad de comparecencia, sin ningún tipo de restricción a su libertad.