Río de Janeiro. La Fiscalía brasileña del estado de Paraná (sur del país), donde se realizan las investigaciones del gigantesco caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, resaltó hoy que 2016 fue el año "más productivo" desde el inicio de indagaciones en 2014.

     Según un comunicado publicado este jueves por la Fiscalía, ha realizado durante 2016 un total de 17 operaciones y presentado 20 denuncias sobre el caso de Petrobras, bautizado como Lava Jato.

     En 2015, la misma fiscalía realizó 15 operaciones y puso15 denuncias, mientras que en 2014 hubo 8 operativos y 17 acusaciones.

     Las operaciones realizadas permitieron que se devolvieran parte de los millones de dólares desviados durante una década por una red formada por empresarios, altos cargos de la petrolera y políticos. Apenas en noviembre, se recuperaron 204,8 millones de reales (cerca de US$62,5 millones) en las arcas de Petrobras.

     Desde 2014, cuando fue destapada la trama corrupta, fueron cumplidos 182 mandatos de prisión, 6 prisiones en flagrante, 730 órdenes de allanamiento y 197 mandatos de conducción coercitiva, cuando el sospechoso es obligado a declarar antes las autoridades, según el informe.

      Más de 200 políticos brasileños están salpicados por el caso Petrobras, entre ellos el presidente Michel Temer y parte de sus ministros, denunciados por varios de los delatores del caso, quienes llegaron a un acuerdo con la Justicia brasileña para desvelar la trama de corruptelas a cambio de tener su condena rebajada.