Río de Janeiro. La Fiscalía brasileña solicitó este martes a la Corte Suprema incluir al presidente Michel Temer en una investigación sobre supuestos pagos ilícitos realizados por la constructora Odebrecht que habrían beneficiado al Movimiento Democrático Brasileño (MDB), la formación política del mandatario.

La Fiscal General, Raquel Dodge, se basó en la delación que hizo ante la Justicia el exejecutivo de Odebrecht Claudio Melo Filho, que acusó a Temer, cuando era vicepresidente de Dilma Rousseff, de haber comentado el dinero destinado para el partido en una cena.

La investigación ya está abierta y en ella también hay los ministros de la Presidencia (Casa Civil), Eliseu Padilha, y el de la Secretaría General, Wellington Moreira Franco, también del MDB.

Todos ellos estsán acusados de haber cobrado dinero no declarado de la constructora Odebrecht a cambio de favorecer la empresa desde el poder.

El anterior fiscal de Brasil Rodrigo Janot negó la inclusión de Temer en la investigación al considerar que los supuestos hechos ocurrieron antes de asumir la presidencia y la Constitución prohíbe investigar a un presidente por delitos cometidos antes de su mandato, aunque Dodge dijo que el presidente "no puede ser responsabilizado en una acción penal mientras dure su mandato", pero sí puede ser investigado.

"Los hechos narrados por los colaboradores y los elementos que trajeron reclaman una investigación inmediata", declaró la fiscal.

Actualmente el Tribunal Suprema ya está investigando a Temer por un decreto sobre el sector de puertos que supuestamente benefició a la empresa Rodrimar a cambio de sobornos pagados al partido del presidente.