Río de Janeiro. La Fiscalía General de Brasil pidió hoy a la Corte Suprema prorrogar 60 días más las investigaciones contra el presidente Michel Temer y los ministros Eliseu Padilha (Casa Civil) y Wellington Moreira Franco (Secretaría General de la Presidencia) en el caso sobre la supuesta financiación irregular por parte de la constructora Odebrecht.

     La fiscal general, Raquel Dodge, entregó la solicitud a la Corte Suprema. El juez relator del caso, Edson Fachin, deberá decidir ahora si acepta prorrogar las investigaciones o no.

     El caso se refiere a la supuesta donación no declarada de 10 millones de reales (US$2,7 millones) por parte de la constructora Odebrecht al Movimiento Democrático Brasileño (MDB), el partido de Temer, Pardilha y Moreira Franco, para la campaña electoral de 2014, a cambio de favorecerla con la adjudicación de obras a través de la Secretaría de la Aviación Civil, comandada entonces por Moreira Franco.

     El exejecutivo de Odebrecht Cláudio Melo Filho, delator del caso, aseguró ante la Justicia que estuvo presente en una cena en casa de Temer, cuando era vicepresidente de Brasil, en la que se pactó el pago del dinero, junto con el entonces presidente de la empresa, Marcelo Odebrecht.

     Temer ha admitido públicamente la cena en su residencia, pero siempre ha negado que hablaran de valores económicos.

     El presidente brasileño también está siendo investigado en otro caso en el que supuestamente habría favorecido a una empresa para administrar el puerto de Santos, el mayor del país, mediante un decreto, a cambio de dinero. Fin