Managua. La Fiscalía de Pococí en Costa Rica giró una orden de captura contra el ex comandante nicaragüense, Edén Pastora, por los daños ambientales en isla Calero, en el marco del conflicto fronterizo por el que atraviesan los dos países centroamericanos.

Pastora es el encargado del gobierno de Nicaragua para realizar el dragado del río San Juan, que inició la polémica.

Por ello, el nicaragüense es imputado en Costa Rica por los delitos de usurpación de bienes de dominio público e infracción a la ley forestal, informó La Nación.

El proceso abierto hace dos semanas, se encuentra “en plena etapa preparatoria”.